Educación Financiera

 

México tiene el segundo lugar de AL en creación de empresas Fintech

 

Latinoamérica ha crecido en el desarrollo de las tecnológicas financieras (fintech), aunque dichas compañías en la región siguen en una etapa subdesarrollada.

Por países, los que mayor fintech han desarrollado son Brasil con 230, México (180), Colombia (84), Argentina (72), Chile (65), Perú (16), Ecuador (13) y Uruguay (12).

“La captación de dinero para desarrollo de fintech en Latinoamérica aún es baja”, dijo el martes a Efe Allen Cuelli, director senior de soluciones de productos y habilitación de nuevos tipos de pagos de Visa para América Latina y el Caribe.

“Hay entre 23,000 y 26,000 millones de dólares a nivel global destinados a la inversión de fintech, pero la región participa solo con 600 millones de dólares de inversión”, apuntó Cuelli.

A nivel subregional, Centroamérica y el Caribe son las que menor participación en el sector poseen debido a que el acceso al capital y la comunidad destinada a la creación de esas herramientas “es menos madura”, afirmó Cuelli, quien auguró buenas iniciativas para desarrollar en un futuro.

Según datos recientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en 15 países de la región se han identificado 703 empresas destinadas a soluciones financieras, y solo entre 2014 y 2016 se han creado tres de cada cinco fintech.

El informe Emprendimientos Fintech en América Latina, creado en conjunto entre el BID y Finnovista, detalla que en 2012 se registraron el 7.7% de las fintech existentes, cifra que ha crecido hasta 2016.

En 2013, el porcentaje llegó a 14.4%, mientras que en 2014 fue de 15.1%, en 2015 de 23.2% y en 2016 de 21.8%.

A pesar de los buenos índices de crecimiento, América Latina avanza a tasas menores si se compara a nivel regional con Europa, Asia y Oriente Medio.

“A nivel macro, Latinoamérica está subdesarrollada en cuanto a inversión, pero los inversionistas están viendo que hay grandes oportunidades aquí y hay más dinero que está llegando, muchos de los jugadores globales están diciendo que ahora el tiempo es para Latinoamérica”, señaló el ejecutivo.

La desventaja de la región también se vio influenciada por el rechazo de la banca a estas compañías, pues hace “cinco años las entidades veían a las fintech como una amenaza”, algo que ha cambiado, pero que en algunas oportunidades persiste, lo cual podría resultar en perjuicio para el propio mercado.

“Los bancos deben tener su enfoque en mejorar la experiencia del cliente final, si no la están mejorando, si la experiencia es tediosa, los clientes van a encontrar otra solución. Los bancos se han dado cuenta de eso y quieren colaborar, algunos lo ven como amenaza y ahí el tiempo dirá, pero quienes ofrecen mejor experiencia a los consumidores son los que van a ser los ganadores”, explicó Cuelli.

Para esto, las fintech han diversificado sus ofertas de servicio, siendo las plataformas destinadas a financiación alternativa la que mayor terreno abarcan en el sector con el 25.6 %.

A esto se suman los servicios de pagos (25.25%), gestión de finanzas empresariales (13.2%), empresas de tecnología para instituciones financieras (8%) y trading y mercado de valores (5.5%), entre otros.

FUENTE: EXPANSIÓN

 


 

La importancia de la Educación Financiera

 

 

La educación es uno de los principales motores del desarrollo social, porque permite generar del capital humano y ofrecer alternativas de vida. Una de las temáticas que causa mayor impacto es la educación financiera; a tal grado que es uno de los elementos necesarios en el Plan Nacional de Desarrollo (2013-2018) que tiene como objetivo llevar a México a su máximo potencial.

Según el 6to Reporte de Inclusión Financiera del Consejo Nacional de Inclusión Financiera (CONAIF), la educación financiera “se refiere a las acciones realizadas para que la población adquiera aptitudes, habilidades y conocimientos para poder efectuar un correcto manejo y planeación de sus finanzas, evaluar la oferta de productos financieros, tomar decisiones acorde a sus intereses y comprender los derechos y obligaciones asociadas a la contratación de éstos”

Básicamente, la educación financiera ayuda a las personas a mantener la confianza en el sistema financiero, a usar eficientemente sus recursos, a conocer y usar los productos y los servicios financieros que hay disponibles, a mejorar la administración de los recursos en sus hogares, a evitar su sobreendeudamiento, a difundir los derechos que tienen y a mejorar sus finanzas personales.

En la situación económica actual, contar con conocimiento de temas financieros es de vital importancia para la salud financiera personal y la de los negocios en el país. Sin embargo, en México tenemos gran carencia de educación y planeación financiera. Según el informe de la 2da Semana Nacional de Educación Financiera, organizada por la Comisión Nacional de Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), 62 de cada 100 mexicanos carecen de educación financiera. El 80% de las familias mexicanas ahorra fuera del sistema financiero y más del 30% gasta más de su nivel de ingreso.

Actualmente, el gobierno y 12 Instituciones Financieras del sector bancario desarrollan una serie de herramientas, llevan a cabo diversos programas de Educación Financiera para promover entre los usuarios y generan iniciativas para que conozcan y estén preparados en esta cultura. La situación económica actual se presta para que todos estemos alerta sobre la importante necesidad de tener conocimientos financieros.

Si bien la educación financiera impacta de manera positiva en la vida de las personas, también ayuda a mantener saludables las finanzas de un negocio. Las PyMEs podrán crecer al entender y aplicar conceptos en la toma de decisiones basadas en el consumo y la inversión, lo que les facilitará el acceso al crédito y a las fuentes de financiación, tanto bancarias como institucionales. Conocer el tipo de financiamiento que tu negocio necesita, y puede costear, te dará ventajas importantes al decidir si un crédito es la mejor opción, porque también existen otras opciones que te permitirán tener finanzas empresariales sanas.

En una investigación, el Instituto del Fracaso, el Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera y la EGADE Business School encontraron que una de las causas más comunes por la que los negocios mexicanos fracasan es la cantidad insuficiente de ingresos para llevar a cabo la operación. Es primordial para los emprendedores y empresarios tener información que les permita crear una estrategia para aprovechar al máximo los productos y servicios financieros.

“Muchas veces las personas creen que tener educación financiera es escoger el producto con menor tasa de interés pero la realidad es que si vas a contratar un servicio financiero o solicitar un crédito es importante que no exceda los ingresos, eso sí es educación financiera, conocer cuál es tu límite y posibilidades”, explicó el profesor investigador Pablo López Sarabia, del departamento de finanzas y economía del Tec de Monterrey Campus Ciudad de México. Por lo que hay que prepararnos en temas de Educación Financiera, no sólo para mejorar nuestras finanzas personales, sino también las de nuestro negocio.

FUENTE: CLIP

 


¿Conoces todo sobre fraudes financieros?

 

 

Hacer un depósito, cobrar un cheque, retirar dinero de un cajero automático, solicitar un crédito, pagar con la tarjeta de crédito, realizar compras en línea, son acciones que realizas de manera cotidiana y mediante las cuales corres el riesgo de ser víctima de un fraude.

Son acciones que una persona realiza con el fin de obtener un beneficio propio a costa de dañar la economía de otra. La mayoría de los defraudadores buscan conseguir tus datos para sacar un beneficio económico ilícito. Durante el 2016, en el sector Bancos, tuvo un total de 5 millones 297 mil 509 reclamaciones por posible fraude.*

*CONDUSEF, con base en datos de la CNBV.

Al tipo de fraude donde, con engaños obtienen tus datos personales o financieros, se le denomina ROBO DE IDENTIDAD.

Consulta: www.gob.mx/condusef/ acciones-y-programas/robo-de-identidad

NO CONFÍES EN CUALQUIERA

TIPO DE FRAUDE:

CRÉDITOS EXPRÉS

Se trata de aquellas estafas en donde falsas empresas que se hacen pasar por gestoras de crédito, te ofrecen GRANDES préstamos CON MÍNIMOS REQUISITOS e inclusive sin consultar tu historial crediticio, y con tasas de interés por debajo de las del mercado.

Usualmente te piden un depósito anticipado, argumentando que son gastos de solicitud y comisión por apertura. Sin embargo, una vez que realizas el depósito, la empresa te informa tiempo después que el crédito no fue aprobado, pero no te devuelven tu dinero, incluso pueden llegar a desaparecer sin dejar rastro.

El 71% de las personas que solicitan un crédito no lo comparan con otras opciones. Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015.

¿Cómo evitarlo?

  • Si necesitas algún financiamiento, te recomendamos checar que la Institución Financiera esté debidamente autorizada. Consúltalas en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) o marca al Centro de Atención Telefónica de la CONDUSEF.*
  • No entregues tus documentos personales o datos bancarios, si no estás seguro de que sea una empresa seria.
  • No realices ningún pago por adelantado.
  • Asegúrate de leer detenidamente y comprender todo antes de firmar.

* Consulta el SIPRES en: http://portal. condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp

 

FUENTE: CONDUSEF

 

 


Fintech y ciberseguridad: Una no existe sin la otra

En el sector financiero el principal capital no es el dinero, sino la confianza. Solo cuando los usuarios perciben estar frente a una plataforma de servicios donde sienten que pueden ingresar todos sus datos, las transacciones son posibles.

En lo que respecta a servicios financieros y de seguro, el monopolio de la confianza lo ha tenido por ley la banca y entidades autorizadas por el órgano regulador competente. Sin embargo, se trata de una solidez para pocos. En México, el 61 por ciento de personas mayores a 15 años no tiene cuenta bancaria, es decir que 53 millones de adultos mexicanos no acceden a ningún servicio financiero, según el reporte de Fintech de Endeavor.

En este contexto, la oportunidad que ofrecen las fintech es la de democratizar el acceso a los productos financieros a través de aplicaciones ágiles y enfocadas a resolver los problemas de ciudadanos y pequeñas empresas. Para que dicho punto de conversión sea posible, las soluciones fintech requieren de entornos e integraciones con la banca que sean seguros.

Este mes de junio se experimentó una segunda oleada de ataques cibernéticos a gran escala, por lo que es importante implementar políticas de seguridad y trabajar en innovaciones tecnológicas que acompañen y mejoren la usabilidad de herramientas financieras y gestión.

La conexión entre Fintech y Ciberseguridad, se experimenta cuando el usuario, decide hacer una transacción, en la cual hay una plataforma de por medio. Un ciudadano difícilmente logra la trazabilidad de sus datos confidenciales y personales. Por medio de los factores de autenticación, los cuidados de valet móvil, y la manipulación de sus datos sin su consentimiento, se convierte en una problemática.

En América Latina las categorías de fintech más importantes son: pagos online, préstamos de personas a persona (plataformas de financiamiento alternativo), ciberseguridad para empresas financieras, crowdfunding y bitcoins. Por eso, la reputación de las empresas fintech, es de vital importancia, para este mercado emergente en crecimiento

Se calcula que para el 2020 en el mundo habrá 25 mil millones de dispositivos conectados que necesitan de entornos seguros de operación, revelan especialistas.

En México el poder legislativo se encuentra analizando el primer anteproyecto de Ley de Tecnología Financiera, y sin duda la ciberseguridad aplicada al fintech es un tema que forma parte de dicha agenda.

Fuente: Forbes